YOGA INTERMEDIO

Baraka Yoga Intermedio

El objetivo que me marco como profesora de yoga es ofrecer a las alumnas/os un espacio de escucha y silencio que les permita mediante la práctica estabilizar el cuerpo, la respiración y la mente de forma progresiva según transcurre la sesión. En concreto, alcanzar ese estado de unidad que somos. “El yoga es ante todo la experiencia de un estado de unidad”

Considero importante que cada alumna/o a partir de unas referencias desarrolle la capacidad de autobservación, basándose en la atención al instante, en la sensibilidad y propiocepción necesarias para ajustar el trabajo postural a su realidad. Esta cualidad le permite tomar conciencia de los hábitos y gestos instalados en el cuerpo, de sus tensiones e igualmente de sus cualidades y capacidades. Asimismo, abarcaría el plano energético que tiene relación con los centros y canales energéticos y sus cualidades psico-fisiologicas y sutiles.

De este modo, hablaríamos de los cambios silenciosos que genera la práctica de yoga a nivel corporal, emocional y mental.

Äsana elimina las manifestaciones que se dan en el cuerpo a modo de tensiones, rigidez, hábitos o gestos inconscientes, percepción errónea de las propia realidad corporal, dispersión y agitación mental.

El Yoga también nos ofrece el camino para desarrollar la conciencia de la respiración y mejorar el patrón respiratorio. Nos permite soltar y aumentar la respiración, ampliando los espacios respiratorios, ganando flexibilidad, elasticidad y movimiento. En las sesiones se practicarán series dinámicas con presencia en la respiración, ya que el movimiento surge donde empieza la respiración. Esta presencia nos induce a que la mente esté centrada en el cuerpo, conectada a la función del movimiento, centramiento que conduce a la calma y al silencio interior.

La unión entre lo mental y lo físico hace que el trabajo sobre la respiración sea un puente entre ambos. Con ello, al hacerse consciente del cuerpo y de la respiración, el practicante pone en marcha un proceso contrario al de los automatismos.

La respiración nos lleva a pränäyäma. El pränäyäma nos lleva a la meditación y no hay pränäyäma sin haber practicado äsana.

Las sesiones finalizaran con una experiencia de meditación que nos permita percibir qué surge en la inmovilidad. La práctica genera las mejores condiciones de observación, permite abrir el corazón y progresar de un estado de dispersión y agitación hacia un estado de conciencia y silencio.

Para finalizar, me gustaría señalar, que es también un objetivo importante que las alumnas/os “se lleven” el valor de la práctica a su vida cotidiana. Así, a aquellas alumnas/os que lo deseen les entregare mensualmente una pequeña practica que complemente la practica en la sala de Baraka.

BARAKA LOURDES BERRONDO

LOURDES BERRONDO

TRABAJO SOCIAL Y TERAPEUTA FAMILIAR

Profesora de Yoga por la escuela Sadhana. Contribuye en mi formación la profesora Grazia Suffriti, de quien soy alumna desde hace más de 18 años. Instructora de Mindfulness por el Instituto de Psicología Integral Baraka. Formación de Yoga integral para niñas/os y adolescentes por la escuela de yoga integral Mahashakti.

lberrondo@hotmail.com
652 015 106