YOGA DINÁMICO

Movimiento y respiración conscientes

En esta clase trabajamos a partir de las Asanas de la práctica de Yoga.

Practicaremos series dinámicas y divertidas con un toque de reto que nos harán explorar nuestros límites y descubrir nuevas capacidades sin necesidad de competir o compararse.

A partir de las posturas tradicionales desarrollamos series en las que priorizamos la fluidez y la conciencia de los movimientos sobre la postura estática.

Un espacio en el que devolver al organismo la ligereza, flexibilidad y maleabilidad que caracterizan a la salud física y mental y poder atravesar nuestras limitaciones psicológicas a partir de la conciencia corporal y emocional.

Empezaremos desde la quietud con una toma de conciencia y terminaremos con relajación, trabajo de respiración y meditación.

Objetivos

  • Despertar la conciencia del cuerpo  y la capacidad de sentir y percibir
  • Moverse de manera consciente para mejorar la calidad del movimiento dentro y fuera de la práctica
  • Desarrollar la autoconciencia
  • Cultivar la atencion y la capacidad de estar presente
  • Mejorar la flexibilidad, la fuerza, la movilidad, la coordinación, el equilibrio para moverse con más libertad

Para quien es esta actividad

Para gente que quiera investigar nuevas formas de moverse, desarrollar conciencia corporal y cultivar la atención.

Esta clase esta enfocada sobre todo a gente que tenga algo de experiencia previa en Yoga u otras disciplinas corporales aunque dentro de la clase cada alumno tiene su propia práctica que se adapta su momento y ritmo.

Cómo trabajamos

Cada mes trabajamos una misma serie que va adquiriendo complejidad y profundidad. De esta manera podremos profundizar mucho más y observar los cambios y avances que se van produciendo durante el aprendizaje.

Inspirar, Conectarse al Cuerpo, Exhalar, Fluir en Movimiento, Inspirar…

El Yoga Dinámico, basado en el Hatha Vinyasa, nos invita a FLUIR.

La Respiración marca el ritmo, el accionar o descansar del cuerpo mientras éste fluye en movimiento hacia diferentes posturas, a través de transiciones de asanas. El cuerpo se siente ligero, en danza, la mente y la respiración lo acompañan.

El Yoga Dinámico te inspira a estar activ@ y presente en tu propio fluir, porque cuando mente y cuerpo se alinean enfocadas en un mismo compás sucede una mágica simbiosis. Y es su práctica constante un bonito e interesante desafío personal para trabajar la atención plena, el instante presente