HUESOS PARA LA VIDA BFL

Baraka bones for life, huesos para la vida

“Bones for Life · Huesos para la Vida” de la Dra. Ruthy Alon.

Es una disciplina nacida de la técnica Feldenkrais y enfocada en la práctica a la alineación y desarrollo del esqueleto, incluyendo la densificación del hueso y el saneamiento de las articulaciones. Se actúa desde la consciencia de los patrones de movimiento que condicionan el movimiento. Se podría decir que es Mindfulness del movimiento cotidiano y con especial incidencia en el colectivo 2MV.

La Dra. Ruthy Alon nos recuerda:

“Si el esqueleto humano se coloca un hueso sobre otro en una línea más o menos vertical de tal forma que pueda apoyarse sobre sí mismo, el cuerpo no necesita esfuerzo muscular para mantenerlo erguido en equilibrio”.

Por lo tanto al dar un paso, aumenta la presión del peso corporal sobre el suelo debido a la presión elástica de la rodilla que se despliega alineando fémur y tibia y dirigiendo esa fuerza hacia la tierra.

Por la ley de Newton, desde la tierra se produce una presión igual en magnitud al peso del cuerpo en la misma dirección pero en sentido contrario.

Si el esqueleto está bien alineado, esta presión que viene desde tierra sube por el esqueleto irguiendo la postura y permitiendo dar con facilidad el siguiente paso, y por ende con el movimiento rítmico del andar lograr la redensificación de los huesos.

Una manera fácil de alinear el cuerpo (sin tener que estar pendiente de ello) La manera en que estás de pié y caminas, comunica al exterior, a los demás, quién eres, cómo estás y la determinación con la que afrontas la vida.

El estar derech@ de pie (erguid@) no consiste en pensar cómo colocar cada parte de tu espalda para mantenerla erguida, ni en aplicar una fuerza externa (muscular). Se trata de que tu cuerpo desde su interior, sepa cual es la mejor organización que necesita adoptar para tí personalmente. Es tu manera personal de organizarte, la mas adecuada para tí en cada momento. Observación y escucha son necesarios para desplegar la sabiduría innata del cuerpo. Y ¿cómo lo hace? Mediante el aprendizaje orgánico. Proporcionándole al cuerpo diferentes alternativas, cuanto más inusuales mejor, para que el cuerpo ante una situación determinada pueda elegir la mejor opción en cada momento sin tener que pensarlo! Tu cuerpo lo hará él solo!

Ofreciendo a todo tu cuerpo la posibilidad de cambio y adaptación al medio en el que vive, en este caso la tierra que te soporta, la vida puede ser fácil y agradable.
Algo tan sencillo como el rebote sobre los talones proporciona unos beneficios claves para la estructura ósea, ya que si se realizan con una previa alineación de la columna vertebral favorece la densidad ósea y ayuda a prevenir la osteoporosis.

Siempre estás a tiempo de empezar a comprender y experimentar cómo aprende tu cuerpo a alinearse, comunicándose con el sistema nervioso, mediante este entrenamiento, con solo el 20% de fuerza en la acción. Conseguir el equilibrio y mantenerlo desde la educación somática del cuerpo es el reto.
La inteligencia del movimiento mejora tu postura y fortalece tus huesos utilizando el peso de tu propio cuerpo. ¿En qué se basa? o Movimiento ergodinámico, un modo natural de estimular el fortalecimiento del hueso:

  •  Distintas características de presión al hueso a través del cuerpo
  • El aprendizaje somático mediante la exploración de opciones inusuales
  • Patrones orgánicos de automovilización
  • Estrategias para la gravedad: el esqueleto-instrumento principal para una postura vertical sin esfuerzo y de fácil movilización
  • Aplicación de patrones orgánicos del caminar en condiciones de “laboratorio”, (donde estamos protegid@s, con cuidado y atención)
  • Fortalecimiento de los huesos relacionado con la organización y el peso del esqueleto
  • El desafío produce motivación

Resultados del programa: Estimulación natural de la fortaleza del hueso, en estructura esqueleto alineada y organizada.

¿Cómo se trabaja? Bones for Life® se trabaja tanto tumbad@s, utilizando la pared como fuente de fuerza dirigida hacia el cuerpo, como de pie, utilizando la fuerza de la gravedad fortaleciendo los huesos y mejorando la postura. En ciertos procesos utilizamos una tela de 7 metros de largo por un metro de ancho, que nos da soporte y seguridad, que nos ayuda a organizar el cuerpo y mejorar nuestra estabilidad. Algunos procesos se basan en estudios realizados acerca de la forma de caminar de las mujeres africanas, donde día tras día cargan enormes pesos sobre sí, caminando largas distancias, sin cansarse y sin que su respiración o su ritmo cardíaco varíe. La densidad ósea de estas mujeres no supera la de la mujer en el occidente, sin embargo tiene un porcentaje muy bajo de fracturas.(Uno de los estudios en el que Ruthy Alon se basó para crear Bones for Life(R)

Además algunos estudios demuestran la mejoría de la densidad del hueso tras la práctica continuada de este trabajo. Estudios: En el año 2005 se realizó en la NASA un estudio a un grupo de 31 mujeres entre los 28 y 69 años , a cerca de la influencia de “Huesos para la Vida” a la densidad ósea. Dichas mujeres practicaron el Programa durante cuatro meses, un día a la semana, durante tres horas en cada encuentro. Las medidas fueron tomadas el día que comenzó el curso obteniendo un resultado que variaba entre: -3.7 y 1.4. Al finalizar el curso los resultados fueron los siguientes : entre -3.5 y 2.7. Obviamente se obtuvo una mejoría satisfactoria. (medido en Bone Mineral Density – BMD) El Programa Bones for Life® fué creado por la Sra. Ruthy Alon (basado en la educación somática del Dr. Feldenkrais.)