Yoga principiantes-intermedio

yoga baraka

Colaborar con que aparezca la mejor versión de nosotros mismos.

Cuando me dispongo a practicar yoga, lo primero que agradezco es la oportunidad de dedicarme un rato a mí misma, tiempo para mí. Lo siguiente es que comienzo a reconocer cómo estoy, cómo me siento, mi cuerpo y sus zonas de dolor, puedo reconocer mi estado emocional con más o menos inquietud o alegría. Durante la práctica y a través de las âsanas (posiciones físicas) voy accediendo a más información sobre mis limitaciones de movimiento físico y de cualidad respiratoria; al mantener esta actitud curiosa hacia mis procesos interiores, observo que mi mente se va apaciguando, se va adquiriendo la destreza para despertar la sensibilidad de la inteligencia.

El objetivo es ofrecer a las alumnas/os un espacio de escucha y silencio que les permita mediante la práctica estabilizar el cuerpo, la respiración y la mente de forma progresiva.

Considero importante que cada alumna/o a partir de unas referencias desarrolle la capacidad de autobservación, basándose en la atención al instante, en la sensibilidad y propiocepción necesarias para ajustar el trabajo postural a su realidad. Esta cualidad le permite tomar conciencia de los hábitos y gestos instalados en el cuerpo, de sus tensiones e igualmente de sus cualidades y capacidades.

El Yoga también nos ofrece el camino para desarrollar la conciencia de la respiración y mejorar el patrón respiratorio. Nos permite soltar y aumentar la respiración, ampliando los espacios respiratorios, ganando flexibilidad, elasticidad y movimiento.

En las sesiones se practicarán series dinámicas con presencia en la respiración, ya que el movimiento surge donde empieza la respiración. Esta presencia nos induce a que la mente esté centrada en el cuerpo, conectada a la función del movimiento, centramiento que conduce a la calma y al silencio interior.

La unión entre lo mental y lo físico hace que el trabajo sobre la respiración sea un puente entre ambos. Con ello, al hacerse consciente del cuerpo y de la respiración, el practicante pone en marcha un proceso contrario al de los automatismos.

Las sesiones finalizarán con una experiencia de meditación que nos permita percibir qué surge en la inmovilidad. La práctica genera las mejores condiciones de observación, permite abrir el corazón y progresar de un estado de dispersión y agitación hacia un estado de conciencia y silencio.

Para quiénes

Este grupo está concebido para personas que quieran iniciarse en la práctica del yoga y para quienes ya tienen un recorrido de práctica. Este encuentro ayuda a quienes tiene un recorrido a establecer las bases y a quienes comienzan a sentir el estímulo, la acogida y la referencia de quienes ya han transitado durante un tiemnpo por la práctica.

nekane

Nekane Santamaria Landa

Aprendiz y viajera. Electrónica, danza. Viajes en solitario: Nepal, Argentina, Bolivia, Chile (guía de trekking en glaciar), Vipassana Goenka, Gimnasia mayores, Doula, Jardinera, Escuela Sadhana, Yoga en silla, Terapéutico en Pranamanas. Masajista desde 1993. Agradecida por las oportunidades.