Mindfulness & Yoga: initiation to Mindfulness

Baraka escultura meditación
MINDFULNESS & YOGA
Initiation to Mindfulness.

El mindfulness que conocemos, traducido como atención plena, tiene su base en las tradiciones meditativas orientales. Practicantes occidentales que vivieron la experiencia de la meditación oriental trajeron esta experiencia a occidente. Uno de los casos mas conocidos por su repercusión en la sociedad occidental es el médico americano Jon Rabat-Zinn, quien vió las posibilidades que ofrecía la meditación para ayudar a sus pacientes de la Clínica de Reducción del Estrés de la Universidad de Massachussets a mejorar su calidad de vida, reduciendo el estrés que les tenía prisioneros.

La neurociencia también se hizo eco de la potencialidad de esta técnica de meditación hacia principios de los 70. Richard J. Davidson y su equipo de la Universidad de Wisconsin, empleando electroencefalogramas y técnicas de neuroimagen, como el escáner cerebral, estudiaron los efectos de la meditación en los monjes tibetanos y emplearon estas técnicas para poder medir las posibles de transformaciones cerebrales.

Podríamos hablar de Mindfulness desde diferentes perspectivas pero, en definitiva, se trata de prestar atención siendo conscientes de que nos enfocamos en algo y con la firme intención de mantener ese foco de atención.

Podemos prestar atención a los diferentes planos de nuestra experiencia, andar, comer, ver, oír …, es decir, todo aquello que puede llegar a nuestra conciencia por medio de nuestros 5 sentidos y de la mente. Ocurre que cuando nos proponemos firmemente poner atención plena a lo que está ocurriendo en nuestra experiencia presente, mientras comemos, por ejemplo, esa atención es intermitente porque la mente nos otros contenidos que nos van distrayendo de la observación del objeto elegido. Cuando ocurre esto, sería interesante que nos preguntáramos por qué ocurre, por qué, si nos hemos dado la orden de observar algo preciso, la mente divaga sin control.

El trabajo que realizamos con Mindfulness es prestar atención al momento presente, sin juicio, volviendo a la observación del objeto elegido cada vez que la mente se nos vaya por otros derroteros. Y muy importante, observamos la realidad tal cual es, sin juicios. Aprendemos, por ejemplo, a no ser reactivos, a ver las cosas con perspectiva, a responder de manera sabia a las vicisitudes del día a día. Y esto disminuye sustancialmente el sufrimiento vital que nos acompaña. Estas prácticas están avaladas por numerosos estudios científicos de prestigiosas universidades. Son muchos los protocolos de Mindfulness que se desarrollan con éxito en la actualidad tanto en ámbitos sanitarios como en universidades, escuelas, empresas, etc.

The mindfulness that we know, translated as mindfulness, is based on oriental meditative traditions. Western practitioners who experienced the experience of Eastern meditation brought this experience to the West. One of the best known cases for its impact on Western society is the American physician Jon Rabat-Zinn, who saw the possibilities offered by meditation to help his patients at the University of Massachusetts Stress Reduction Clinic to improve their quality of life, reducing the stress that held them prisoners.

Neuroscience also echoed the potential of this meditation technique in the early 70s. Richard J. Davidson and his team at the University of Wisconsin, using electroencephalograms and neuroimaging techniques, such as brain scans, studied the effects of meditation on the Tibetan monks and they used these techniques to measure the possible transformations of the brain.

We could talk about Mindfulness from different perspectives but, in short, it is about paying attention being aware that we focus on something and with the firm intention of maintaining that focus of attention.

Baraka Fer Gorostiza

Fer Gorostiza

Instructor in Mindfulness

Mindfulness instructor specializing in Protocol 2 half of life. Yoga teacher. Yoga therapist. Instructor and philologist.